Las barrancas del puerto de Rosario y la causa de su derrumbamiento

Joaquín Frenguelli

Resumen


En el año 1925, el ingeniero José R. Repossini, entonces Director Generalde Navegación y Puertos del M. O. P., tuvo la deferencia de solicitar mi opinión acerca de las causas que motivaban los derrumbamientos de la barranca del puerto de la ciudad de Rosario de Santa Fe, entonces graves y frecuentes. Después de un breve estudio geológico y morfológico complementario, que abarcó la margen derecha del río Paraná desde Parravicini hasta Baradero, mis opiniones se concretaron en un informe que,al año siguiente, fue publicado en un folleto por el Ministerio de ObrasPublicas de la Nación (8).Tres años después, a pedido de la Cámara de Comercio de Rosario,pronuncié una conferencia, en aquella ciudad santafesina, sobre el mismo argumento. En mis conclusiones, manifesté mi juicio un tanto pesimista acerca de la estabilidad de aquella barranca y hasta de gran parte de la misma ciudad, construida en la proximidad de la orilla cóncava de un meandro del grandioso río Paraná. No fue de la misma opinión el ingeniero jefe de aquella sección de Navegación y Puertos, quien asistió a mi conferencia y me aseguró que las obras de consolidación efectuadas en el puerto eran una garantía absoluta de su porvenir. Nuevos derrumbamientos ocurridos días después y los que les siguieron entre 1928 Y 1933 (derrumbamientos entre los embarcaderos de Bunge y Born y los del F. C. C.A., aguas arriba del muelle) y entre 1933 y 1942 (derrumbe del terraplén delF. C. C. A., sobre un frente de 500 m) desmintieron tal afirmación y demostraron la ineficacia de las defensas realizadas.

Palabras clave


Geología aplicada; Barrancas; Derrumbamiento; Puerto de Rosario;

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.





Revista del Museo de La Plata

Versión en línea: ISSN - 2545-6377
Versión impresa: ISSN - 2545-6369